PeriodicoAmigo.com
 



 
  Portada >Orden Público >La Trata de Personas en Colombia, un Asunto Serio
OPINIÓN
  • Editoriales
  • Lectores
  • CIENCIA & EDUCACIÓN
  • Becas y Convocatorias
  • Ciencia
  • Educación
  • DINERO
  • Empleo
  • Negocios
  • Servicios Públicos
  • GOBERNABILIDAD
  • Orden Público
  • Política & Gobierno
  • BUEN VIVIR
  • Culinaria
  • Belleza
  • Consejitos
  • ENTRETENIMIENTO
  • Actividades
  • Deportes
  • Don Gumercindo Pregunta
  • Música, Teatro y T.V.
  • OTROS
  • Clasificados
  • Emigración
  • Perfiles
  • Religión
  • Tráfico
  • REGIONAL
  • La Calera
  • Antioquia
  • Madrid
  • CONTÁCTENOS
  • Publique su Artículo
  • Publique sus Páginas
  • Envíenos sus Comentarios
  • Equipo del Periódico
  •  


    La Trata de Personas en Colombia, un Asunto Serio

    Medellín, Antioquia, Mayo de 2005

    En la gama de delitos que se cometen día a día en Colombia, está la denominada"trata de personas" que no es más que el tráfico de seres humanos que son comercializados con fines de explotación. Las víctimas son hombres y mujeres jóvenes, niños y niñas que son usados con diferentes fines, tales como la prostitución, el matrimonio servil, la esclavitud, el turismo sexual, la mendicidad, el trabajo forzado y reclutamiento forzado de personas, por parte de los grupos al margen de la ley. Como una alerta, a la vez que busca evidenciar la gravedad de esta situación la Secretaria de Equidad de Género para las Mujeres, Liliana María Escobar Gómez y la Organización Internacional de Migraciones OIM con la abogada Catalina Quintero atendieron una rueda de prensa.

    En el año 2003, en la apertura de un Diplomado sobre el tema el Fiscal General de la Nación, Luis Camilo Osorio Isaza expresó que "la trata de personas constituye una dolorosa y creciente realidad, cada vez con consecuencias más graves e irreparables para las víctimas de esta modalidad delictiva, que se mantiene en la medida en que existe un mercado, un miserable negocio con seres humanos convirtiendo a las víctimas en objeto susceptible de ser incorporadas en transacciones de tipo comercial que atentan contra la dignidad humana, más aún, cuando se utiliza como materia de tan deleznable crimen a niños y niñas de corta edad".

    Según el Informe anual sobre la trata de personas, año 2004 de Colombia Oficina de Vigilancia y Lucha contra la Trata de Personas nuestro país es fuente principal y país de tránsito para mujeres y niñas víctimas de la trata de personas para explotación sexual. Los colombianos son traficados hacia Centroamérica, Panamá, el Caribe (en particular las Antillas Holandesas), Japón, Singapur y Europa (España y los Países Bajos).

    Se calcula que en Colombia hasta 50.000 ciudadanos colombianos trabajan en la prostitución en el exterior, principalmente en Europa occidental y Japón; muchas de estas personas son traficadas con el propósito de explotación sexual. La trata interna de personas para explotación sexual es cuantiosa; las víctimas son trasladadas de áreas rurales a las ciudades. Hombres adultos y niños son traficados internamente para realizar trabajo forzado, y según parece todos los grupos armados ilegales de Colombia, han reclutado menores y los integrado a sus actividades, allí son empleados como señuelos, como mensajeros, pero también se vales de su apariencia menuda e inocente para cometer graves crímenes.

    Con el acompañamiento de la Organización Internacional de Migraciones, agencia perteneciente a la Organización de Naciones Unidas el Gobierno de Colombia adelanta diferentes estrategias para prevenir, pero también para atender esta critica realidad.

    Colombia ocupa el segundo lugar después de Brasil, como el país con el mayor número de personas, particularmente mujeres y niños, enviados con estos propósitos delictivos desde su territorio hacia los continentes europeo y asiático. Pero el interior del país no se queda al margen, las víctimas son movilizadas entre ciudades o de un poblado pequeño a las grandes ciudades. Muchos de los niños y niñas que se ven solos o acompañados de personas menores en la calle son víctimas de la"trata de personas" puestas en este oficio mediante amenazas.

    Este delito se da al interior del país, donde las víctimas son trasladadas a otras regiones, obligadas a ejercer la prostitución y, en algunos casos, vendidas a dueños de casa de lenocinio y otros establecimientos similares, pasando a ser propiedad exclusiva de quienes las adquieren. También y por vía de ejemplo, el tráfico interno de trabajos forzados, mendicidad de menores, prostitución y pornografía infantil. La Ley 747 de 2002, penaliza la trata de personas, para que estas conductas no queden en la impunidad. En Colombia el fenómeno representa un alto riesgo para la mujer. De acuerdo con informes del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, se estima que entre 35.000 y 50.000 mujeres víctimas de trata se encuentran en el exterior y que cada día salen de nuestro país, entre dos y diez mujeres víctimas de este delito.

    Secuelas de la Trata
    La Trata de Personas genera deterioro físico y muerte. Se desconoce el número de hombres, mujeres y niños que mueren cuando son enviados al exterior por el Tratante o cuando son asesinados por negarse a ser sometidos. Tampoco hay registro de quienes pierden la vida al tratar de escapar. Las víctimas de Trata padecen enfermedades de transmisión sexual e infecciosas y enfermedades generadas por la deficiente alimentación, los abortos inducidos y por las precarias condiciones de higiene y seguridad a la que están expuestas, etc. Debido a que son inducidas u obligadas a consumir alcohol y drogas, también se presenta dependencia a esas sustancias.

    La Trata de Personas genera deterioro sicológico. La mayoría de las víctimas requieren tratamiento sicológico ante el trauma que sufren por ser sometidas a altos niveles de presión, por la coerción, por los actos que se ven obligados a hacer y por la depresión que padecen, entre otros. La Trata causa la desintegración del pilar básico de la sociedad: la familia, ante la pérdida del entorno social, ya que las víctimas terminan alejadas de su hogar y cuando pueden regresar a él no lo hacen por temor a ser rechazadas o estigmatizadas. Paradójicamente, entre menos cuenten con el apoyo familiar más vulnerables son.

    La Trata de personas priva a los países de capital humano y de fuerza laboral. Según estudios de la OIM, este delito tiene un impacto en el mercado laboral de las naciones teniendo en cuenta que la fuerza de un país se está fugando y se está presentando pérdidas de recursos humanos en los países en vías de desarrollo. En muchos casos las víctimas son tratadas como delincuentes, es decir son encarceladas, deportadas, se les niega el ejercicio de sus propios derechos y se les restringe el derecho a regresar a los países de los que han sido expulsadas (Información tomada de Internet)

    COMUNICACIÓN E INFORMACIÓN
    Fuente: Gobernación de Antioquia

     


    Bienvenida


    Foro de Discusión
     

    ...Viaje a Estados Unidos


    Programa de
    Becas Fulbright


    Todo sobre
    Colfuturo

    Fotos del Desfile de Independencia



    Copyright © 2003-2005 Periódico Amigo - Todos los derechos reservados
    Importante Nota Legal